Ejercicios para pompis

El realizar ejercicios para pompis es fundamental para ejercitar esa parte de nuestro cuerpo. A pesar de ser la zona con los músculos más grandes del cuerpo, tiende a ser la más desatendida, y parece contradictorio pues encabeza la lista de los músculos que se desean tonificar; hablamos claramente de los glúteos. Tener un trasero de impacto, está al alcance de todos, solo se necesita ser constante y paciente, pues bastara con ejercitarte durante 15 minutos diarios por 3 o 5 días semanales.

ejercicios para pompis

A continuación te presentamos los 10 mejores ejercicios para pompis

Sentadillas: Un ejercicio muy sencillo, muy usado para entrenar el pompis y además, fácil de realizar desde casi cualquier sitio. Existen muchas variantes de este ejercicio para gluteos, pero la mejor forma de comenzar es usando el propio peso corporal, sin usar peso adicional, y progresivamente ir incrementando su dificultad.

Zancadas: A pesar de ser un ejercicio recomendado por su alta efectividad al momento de la tonificación de piernas y glúteos, tiende a dejarse de lado debido a su dificultad en comparación a la sentadilla. Para que el ejercicio funcione, lo importante es que la punta del pie delantero este en línea con la rodilla, o en su defecto, un poco más atrás.

El Puente: Para ejecutarlo debes estar tumbado cara arriba en el suelo o una superficie firme, las rodillas flexionadas y los pies en el suelo. Luego levanta el tronco, mantén la posición unos segundos y regresa a la posición inicial. Si se desea aumentar la intensidad, puede ejecutarse el mismo ejercicio pero sin que el pompis toque el piso.

Extensión de cadera: para llevar a cabo este ejercicio se debe estar cara abajo, apoyando las rodillas y antebrazos en el piso, todos paralelos entre sí. Luego se debe extender despacio una pierna, se mantiene la posición, se regresa a la inicial. Después de terminar con la primera pierna, se procede con la otra. También se puede variar extendiendo las piernas a los lados.

Escaleras: Este ejercicio no necesita mucha explicación, pues es simplemente eso, subir escaleras. En caso de no tener en casa, puedes usar un step. Si se desea incrementar la intensidad del ejercicio, pueden usarse superficies más altas como una silla, y también puedes agregar peso.

– ‘Jumping jacks‘: El popular ejercicio militar que vemos en películas. Iniciamos juntando los pies y las manos a cada lado del cuerpo, damos un salto, en el aire separamos las piernas y elevamos los brazos por encima de la cabeza juntando las palmas de las manos. Luego damos otro salto y regresamos a la aposición de inicio.

– ‘Mountain climbers‘: Es un excelente ejercicio para quemar calorías, pero a la vez requiere de un gran esfuerzo físico. Para ejecutarlo de deben apoyar los brazos en el piso, separados el uno del otro, luego, con el cuerpo en paralelo, se comienza a correr sin desplazarse. Para comenzar hazlo por 10 segundos.

Elevación de talones: Es un ejercicio que prontamente se deja de lado, pues erróneamente se piensa que no provee beneficios. Pero la verdad es que es muy bueno para combatir la flacidez. Para aumentar su dificultad se puede hacer uso de las pesas.

– ‘High knees‘: Un ejercicio bastante efectivo, y que además combina un poco de cardio. Simplemente corremos de forma estacionaria pero levantando las rodillas los más alto que podamos.

ejercicios para pompis

Consejos para que tu pompis sea de impacto

Ya se dijo al principio, pero no está de más repetirlo: se debe ser constante. Si con disciplina se realizan los ejercicios diariamente, en poco tiempo harás que tu pompis resalte, pero si por el contrario, dejar de ejercitarte, lamentablemente no podrás disfrutar de unos lindos gluteos.

Así que recuerda, se constante y mantente enfocada para lograr que tus pompis sean más voluminosos.

Recuerda además, antes de iniciar tus entrenamientos, es fundamental que realices una rutina de calentamiento y estiramiento.

Un buen ejercicio de estiramiento consta de, estando tumbado en una colchoneta, dejar una pierna atrás estirada con la rodilla tocando el suelo, y la otra se deja adelante flexionada. A continuación, se toma el pie de la pierna trasera y se trata de llevar al glúteo.

Se debe mantener la posición por al menos 30 segundos, después hazlo con la otra pierna. Y también, cuando finalices los ejercicios, repite el estiramiento.

No lo olvides estos consejos:

  1. Sé constante: Si entrenas dos días sí y una semana entera no, entonces estas tirando ese esfuerzo a la basura. Los glúteos son los músculos de mayor tamaño del cuerpo, y como los usamos en cada momento para desplazarnos, están ya bastante acostumbrados al esfuerzo físico. Quizás al comenzar sea algo doloroso, pero nunca se dijo que fuera sencillo.
  1. Visualiza el objetivo: Muchos abandonan porque al pasar el tiempo, sienten la intensidad del entrenamiento y deciden no seguir adelante porque no notan mejoría alguna, sintiendo que todo su esfuerzo fue en vano. Pero no es cierto, pues toma tiempo. Es por ello que la técnica de visualización es importante en este punto, pues trata de estar consciente de que, con cada esfuerzo que realizas, se está transformando tu pompis.

No olvides ser constante y con estos ejercicios para pompis conseguirás tener unos glúteos de hierro, anímate y pronto veras los resultados!

Comparte:

Deja tu opinión y comparte!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: