Ejercicios para oxigenar el cerebro

No nos engañemos, el cerebro es el órgano más importante de todos, sin él, no podríamos subsistir, ya que controla todas nuestras capacidades corporales y mentales, por ello los ejercicios para oxigenar el cerebro son sumamente importantes.

Mantener nuestra salud no depende sólo de cuidar la alimentación, sino de la correcta ejecución de planes de ejercicios cardiovasculares que nos mantengan en forma y con unos órganos internos bien oxigenados.

ejercicios para oxigenar el cerebro

¿Cuales son los beneficios de realizar ejercicios para oxigenar el cerebro?

Cuando nos ejercitamos, el corazón bombea sangre oxigenada a través de diferentes arterias, que se encargan de llevarla hasta el cerebro y de convertir la glucosa en combustible.

Todos aquellos ejercicios para oxigenar el cerebro y que aceleren nuestro corazón son ideales para el cerebro. Ese bombeo frenético debe durar un tiempo apreciable para que todos los órganos se beneficien. Entre los ejercicios cardiovasculares que nos ayudarán a oxigenar el cerebro están:

  1. Caminar:El ejercicio perfecto por excelencia, apto para todas las edades y condiciones físicas, y además, hace circular la sangre. Realícelo en un ambiente agradable y sin detenerse. Puede realizarlo con un amigo, familiar o paseando a su mascota.
  2. Trotar:No es el ejercicio favorito de todos, pero realizarlo activará nuestro corazón como nunca antes, lo que le hará bien a su cerebro y circulación. También alivia el estrés y quema grasa y calorías.

Realice estos dos ejercicios por 30 minutos al día y notará la diferencia, su cuerpo se lo agradecerá.

¿Cómo saber cuándo presentamos falta de oxígeno en el cerebro?

Conocida como hipoxia, es causada por un deficiente riego sanguíneo. Sus síntomas son:

  • Falta de aliento: Es una señal de que no tenemos oxígeno suficiente, puede ser causada por un enfisema o la bronquitis, problemas pulmonares serios que debe evaluar un médico.
  • Falta de energía:La energía es proporcionada por la sangre que reparte el oxígeno y los nutrientes por nuestro cuerpo, una deficiencia en ese sistema nos dejará agotados y con pereza.

Un ejemplo de hipoxia es un viaje a lugares como las montañas, con poco oxígeno, nuestro cuerpo se resiente, lo que nos conduce a un estado de inconsciencia si no nos aclimatamos bien.

Comparte:

Deja tu opinión y comparte!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: