Ejercicios para eliminar la papada

Una vez se llega a los 30, se dificulta el conservar la firmeza y la elasticidad de la piel. También es cuando comienza la etapa donde se evidencia la presencia de una mayor papada, o se incrementa la grasa acumulada en las zonas aledañas a las mejillas, por ello debemos hacer ejercicios para eliminar la papada si queremos que nuestra piel vuelva a su sitio.

Visualmente una papada muy pronunciada no está dentro de los estándares de belleza actuales, es por ello que en esta sección te daremos consejo y explicaremos técnicas con las que, siendo constante y disciplinado, podrás reducirlas e inclusive, hasta eliminarla.

Nota importante: Si tu índice de masa corporal es muy alto, es decir, tienes problemas de sobrepeso, es indispensable que primero lleves a cabo una dieta con las que podrás reducir tu peso corporal. No es posible eliminar solamente la papada mientras se es obeso.

ejercicios para la papada

Si ya te encuentras en un peso adecuado, pero notas que tus mejillas y papadas destacan demasiado, entonces puedes hacer los siguientes ejercicios para eliminar la papada:

Básicos – Ejercicios para eliminar la papada

Harás ejercicios en donde debes abrir grande la boca y decir todas las vocales. Repite este ejercicio 10 veces.

Realiza ejercicios de estiramiento de cuello, primero 30 repeticiones hacia adelante y atrás, y después 30 repeticiones girando la cabeza en sentido horario y luego 30 repeticiones en sentido anti-horario.

El ejercicio que describiremos a continuación, parecerá divertido, pero ciertamente es bastante efectivo. Para llevarlo a cabo deberemos poner en nuestros rostros una cara triste, o sonrisa invertida, buscando llevar los más abajo que posamos la comisura de los labios. Con ello tensaremos el cuello, lo que equivale a ejercitarlo. Haz 15 repeticiones.

Parece algo absurdo, pero ciertamente el comer goma de mascar, es una excelente opción para realizar ejercicios faciales. Pero antes de hacerlo, debes cuidar solo comer aquellas que estén libres de azúcar para evitar algún tipo de daño dental o un incremento en tus niveles de glucosa.

Es hora de los consejos sobre los alimentos que debemos ingerir y por supuesto, los que debes evitar para terminar con los problemas de papada.

Alimentos para eliminar la papada

Recordemos que, la papada es un problema que se presenta debido al exceso de tejido adiposo, o grasa que se ha acumulado, producto de una dieta alta en grasa. Para eliminarlas debes de:

  • Evitar consumir grasas saturadas.
  • Ingerir por los menos 2 litros diarios de agua.
  • Quitar de tu dieta el azúcar refinado.
  • Darle prioridad a una alimentación vegetariana, y deja de lado aquella que contenga harinas.
  • Buscar consumir frutas que contribuyen a bajar de peso.
  • Evitar los lácteos que contengan grasa, en su lugar puedes comer por ejemplo queso cottage o panela que son bajos en grasa.
  • Incluir la fibra en tu dieta, pero hay que cuidarse de no comer aquellos que contengan gluten.

Consejos para eliminar la papada

  • Utiliza cremas hidratantes, pues ayudan a eliminar la flacidez que se presente en el cuello.
  • Usa a menudo protector solar, tanto en el rostro como en el cuello, pues ayuda a mantener protegida la piel de la acciones negativa de los rayos UV, que pueden producir envejecimiento, falta de elasticidad, etc.
  • Golpea sumamente tu papada en el momento que estés aplicando las cremas. Con ello activaras la circulación en la zona, ayudando a mantener la salud de tu piel.

Mejores – Ejercicios para eliminar la papada

Estos ejercicios contribuyen a tonificar los músculos de la mandíbula y la cara, reafirmar la piel a todo lo largo de la línea mandibular, y también a eliminar la grasa acumulada, ocasionando que disminuya la papada. Bajar de peso es una fórmula que a largo plazo que podría llegar a eliminar la papada, aunque en ciertos casos la papada es producida por otras causas ajenas a la obesidad, como la genética. Independientemente de que es lo que causa tu papada, realizando los siguientes ejercicios, podrás eliminarla.

Elevar la mandíbula

Este ejercicio busca tonificar y estirar los músculos mandibulares, también los de la garganta y el cuello. Para ejecutarlo, solo debes seguir las siguientes instrucciones:

  • Estando de pie con la espalda recta.
  • Lleva tu cabeza hasta atrás y lleva la mirada hacia arriba.
  • Haz que tus labios adopten una posición como si desearas besar el techo.
  • No se debe ejercitar ningún otro músculo facial cuando se realiza el ejercicio, únicamente debes usar los labios. Hay que mantener la posición de los labios mientras cuentas del uno al cinco, y luego relajas.

Deber hacer de 5 a 10 repeticiones de este ejercicio.

Cilindro

Este ejercicio persigue como objetivo no solo el estirar y tonificar los músculos del cuello, la garganta y la mandíbula, sino que además busca liberar tensión de los hombros y eliminar dolores existentes en los hombros y el cuello. Para llevar a cabo el ejercicio de cilindro, debes hacer lo siguiente:

  • Estando sentado o parado con la espalda recta.
  • Inhala mientras giras la cabeza hacia un lado, hasta que se toquen el hombro y la barbilla. Mantén la posición por unos segundos.
  • Exhala y al mismo tiempo gira suavemente hacia abajo, logrando que el pecho y barbilla se toquen. No olvides mantener la espalda recta y los hombros alineados.
  • Inhala nuevamente mientras mueves la cabeza hasta que el otro hombro y la barbilla se toquen.

Debes realizar entre 5 y 10 repeticiones de este ejercicio.

Lanzamiento de mandíbula

Realizando este ejercicio, podrá tonificar y relajar la mandíbula. Para llevarlo a cabo debes de seguir los siguientes pasos:

  • Estando parado o sentado, con la espalda recta.
  • Toma aire profundamente con la nariz; suelta el aire lento, mientras estas tarareando una melodía o canción con los labios cerrados y apretados. Al mismo tiempo, mientras estas respirando como se ha dicho, debes mover la mandíbula como si estuvieras comiendo.
  • Una vez hallas expulsado todo el aire, abre grande la boca. Comienza a respirar con la boca abierta realizando un sonido de “ahhh…”. Pon la punta de la lengua en la parte trasera de los dientes de abajo, de esta forma se contribuye a relajar la mandíbula.

Debes hacer de 5 a 10 repeticiones de este ejercicio.

Ejercicio de platisma

El músculo que va en línea desde el hombro hasta la mandíbula se denomina platisma. Este ejercicio contribuye a que la garganta y la barbilla estén tensas y firmes. Para realizar este ejercicio debes hacer lo siguiente:

  • Estando parado o sentado, con la espalda recta.
  • Lleva tus labios contra los dientes y lleva hasta abajo las esquinas de la boca.
  • Abre un poco la boca, y tensiona los músculos de la mandíbula. Debes mantener en todo momento la posición de los labios y las comisuras de los labios. Al hacer esto los tendones del cuello se harán visibles.
  • Ahora haz que se mueva la mandíbula de abajo hacia arriba entre 5 y 10 veces.

Haz de realizar entre 5 y 10 repeticiones de este ejercicio.

Comparte:

Deja tu opinión y comparte!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: