Ejercicios para cervicales

Si prestamos atención, nos daremos cuenta que, los ejercicios para cervicales son la pauta en común que tienen los distintos tratamientos disponibles para estos dolores cervicales. Una rutina de ejercicios para las cervicales se fundamenta en una mezcla de ejercicios de flexibilidad, aeróbicos, y además de anaeróbicos focalizados.

En el presente artículo, te mostraremos los ejercicios de cuello que son de gran ayuda para combatir el dolor cervical, ocasionados por malas posturas, además, posee instrucciones que te indicaran paso a paso como ejecutarlos de forma adecuada.

ejercicios para cervicales

Propiedades de los ejercicios para cervicales

Cuando sufrimos de dolores en el cuello que llegan a tornarse muy recurrentes, puede convertirse en una pesadilla, causando debilitamiento, así como fuertes cambios de humor, además que también contribuye a generar dolores de cabeza y también de la espalda superior. Si a todo eso le sumamos unas articulaciones rígidas, y además que los músculos del cuello estén tensos, entonces nuestro día a día será una agonía.

A continuación presentamos una serie de ejercicios que nos ayudaran a resolver nuestros problemas con los dolores cervicales.

Ejercicios de flexibilidad para cervicales

Este tipo de ejercicios contribuye a otorgarle mayor flexibilidad a nuestro cuello, evitando de esta forma la rigidez de sus músculos, lo que repercute a su vez en una disminución considerable del dolor. Para que tengan el efecto deseado, debemos tratar en lo posible llevaros a cabo a diario, y mejor si los hacemos más de una vez en el día.

Entrenamiento para fortificar las cervicales

Son ejercicios focalizados que contribuirán a que tengamos siempre una postura adecuada y además, reducir considerablemente los episodios de dolor. Debemos tener en cuenta que, es recomendable realizarlos cada dos días aproximadamente, ya que de esta forma los músculos obtienen el tiempo necesario para restablecerse.

Ejercicios para cervicales aeróbicos

El llevarlos a cabo aporta un incremento en el flujo de sangre que beneficiara a los tejidos blandos que tiene el cuello, así como sus músculos, lo que contribuirá a su relajación y además ampliara su rango de movimiento. No debemos olvidar que, luego de 40 minutos de iniciados los ejercicios, se desarrollan endorfinas que resultan ser analgésicos naturales, disminuyendo de esta manera el dolor que podamos presentar.

ejercicios para las cervicales

Podemos hacer ejercicios para cervicales aeróbicos a diario, y tenemos un amplio abanico de opciones que podemos seleccionar, como la elíptica, la cinta para corres, la bicicleta, además de un ergómetro para la zona alta de nuestro cuerpo.

Si deseamos iniciar un programa de entrenamiento dedicado a disminuir o eliminar el dolor cervical, es buena idea primero controlar el dolor que estamos padeciendo. Con el tiempo, a medida que llevemos a cabo los ejercicios ya citados, podremos disfrutar de una mejoría del dolor cuando nos encontremos realizando actividades cotidianas.

A continuación, mostraremos algunos métodos sencillos y a la vez eficaces para controlar el dolor:

  • Usar un paño caliente en el cuello antes de comenzar. Con ello logramos calentar las articulaciones y los músculos que estén rígidos, para que sea más fácil desarrollar los ejercicios de flexibilidad.
  • Usar un paño frio una vez finalizada la sesión. Con ello lograremos que la hinchazón de los músculos, al igual que de las articulaciones, disminuya notablemente.
  • Usar medicamento que no necesiten prescripción por parte de un médico, como puede ser el casi de antiinflamatorios que no basen sus efectos en esteroides.
  • Usar antiinflamatorios que necesiten prescripción. Esto para los casos más severos de dolor.

Ir al médico antes de empezar un programa de entrenamiento cervical. No olvidemos que es importante conocer la opinión de un experto en la materia antes de realizar cualquier tipo de ejercicios enfocados a combatir cualquier padecimiento. Con ello lograremos:

  • Tener conciencia de la causa real del problema, pues existen diferentes tipos de diagnósticos con causas que no llegan a asemejarse entre sí.
  • Adquirir conciencia de cuáles son los ejercicios para cervicales que resultan ser los benéficiosos para nosotros, y cuáles pueden ser perjudiciales, a tal punto que pueden empeorar el dolor.
  • Recomendable es buscar un profesional que esté especializado en problemas de la columna cervical, con el que podemos desarrollar rutinas de entrenamientos personalizadas que se enfoquen a nuestro problema real, pues, el diagnóstico y el nivel de dolor pueden variar según distintas causas.
  • También es buena idea visitar a un médico que pueda apoyarnos aportándonos, mientras realizamos los ejercicios para  cervicales, estiramientos manuales, así como masajes en las diferentes zonas musculares como el cuello, los hombros, la espalda y el pecho, pues ellos tienen gran influencia en las vértebras del cuello.

No olvidemos que la opinión de un experto siempre es importante, pues puede indicarnos los medicamentos más adecuados para nuestro caso, así como determinar qué tan benéfico es un ejercicio para nosotros. También, si encuentra otro tipo de anomalía, puede remitirnos a otro especialista que gustosamente nos ayudara.

Comparte:

Deja tu opinión y comparte!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: